miércoles, 5 de marzo de 2014

Nana.

 
Que no llore este niño
que está en la cuna,
son sus dedos diez flores
con luz de Luna.
A su sueño lo velan
tres angelitos
y una nana le cantan
los pajaritos.
Duerme niño, mi rosa
de Alejandría,
que tu madre te espera
al llegar el día.

2 comentarios:

  1. Ternura y belleza hay en tus versos.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu bonita mirada hacia ellos, Hanna.
    Besos.

    ResponderEliminar