sábado, 31 de mayo de 2014

Aprovechando cualidades y otros micros.

Aprovechando cualidades.

Tenía el brazo derecho ligeramente más largo que el izquierdo... y le dio por hacerse carterista.

Antítesis.

¡Abogamos por la Paz!
-Dijo el representante, dueño y director de una de las más importantes fábricas de armas.

Eximido.

¿Por qué elegiste éste cometido?
-Siempre fue algo instintivo, algo con lo que luchaba por miedo, porque sabía perfectamente cual podía ser mi final; pero descubrí que de ésta manera, quedaría impune de mis delitos.
Contestó el verdugo.

Hay que saber subir.

¡Hey chaval! ¡tienes que probar esto, verás que subidón!
Lo probó y subió, pero esa escalera conducía a la horca.

Transformación.

Mi cama estaba situada frente a la ventana, desde allí veía a los niños volar sus cometas en la calle. A pesar de ser un chico joven, tenía la salud de cristal.
No recuerdo un día en que disfrutara como ellos, por eso no lo echaba de menos, pero sí los envidiaba.
Un día caí en un profundo sueño y desperté con otra sensación: ¡Ya no hay ventanas!, sí el verde de los profundos valles, la grandeza de la montaña y vivo la libertad absoluta de planear en la corrientes de aire.
Soy otro: rey, centinela, soldado del aire.
¡Soy halcón!



No hay comentarios:

Publicar un comentario