jueves, 26 de febrero de 2015

A Laura

Ni la perla más fina
tiene niña tu piel,
ni la Luna más clara
hace sombra a tu ser.
De mi vida eres toda
la alegría y la miel,
la frescura, el aroma,
de mi lienzo el pincel.
No hay color sin tus ojos,
con tu boca no hay sed,
la extensión de mis manos
fuiste, vida, al nacer.
Sólo pido que un ángel,
a mi niña mujer,
cuide siempre y la vele,
más que flor es Laurel.

A mi hija Laura, con todo mi amor.

viernes, 20 de febrero de 2015

Qué forma tiene el cariño

Que mengüe la luna entera,
que luchen rosas y nardos,
que se duerma la primavera
y no despierte a los campos.
Que mis manos se hagan de bronce
para impedir mis abrazos,
que la tierra pierda su orbe
y el cielo todo su encanto.

No importa.

Si no te puedo escribir,
te canto.
Si no te puedo abrazar,
te beso.
Si no te puedo besar,
te miro.
Siempre hay una manera
de demostrar el cariño.

miércoles, 4 de febrero de 2015

Canción de Invierno

La nieve se expande a su libre albedrío
las flores descansan serenas y en paz,
desnudos árboles contemplan el río
y hasta la montaña parece soñar.
 
El cielo camina buscando estaciones,
un rayo de Luna se hunde en el mar,
y es que en el invierno no hay declaraciones,
ellas necesitan voz primaveral.
 
Surgirán de nuevo, regalando abrazos,
cantares del agua por su caminar
y entre los parajes más insospechados
águilas y ciervos se enamorarán.
 
Ahora, en invierno, todo está dormido
para coger fuerzas en su despertar.
No dudes que te amo si no te lo digo,
pues la primavera, me manda esperar.
 
 
 
 
 
 
 
Ahor

lunes, 2 de febrero de 2015

Ámame (una inspiración de esas que me dan)

Si no nos amamos en ésta tierra,
será en la eternidad.

No me digas eso, por caridad,
que la eternidad es muy grande
y tal vez no nos vamos a encontrar.
Ámame en ésta tierra,
ámame junto al mar,
que sea bajo las estrellas
no en su inmensidad.
Ámame con dulzura,
ámame con propiedad,
que quizás, en otra vida,
no nos volveremos a hallar.

Que quizás, en otra vida,
tú seas piedra y yo cristal.




Sé siempre tú.

Tú, sé como eres, no cambies,
si de emoción llenas la Luna
si de cristal pintas el mar,
si tus besos son el magma
que fusionan un te quiero,
nada has de cambiar.

Si el estrecho cabo del amor
te atreves a doblar,
dóblalo en los brazos
de quien sepa amarte de verdad.

No aprecies tanto el tiempo,
ni las manecillas del reloj,
ellos no saben lo que son los sentimientos,
no tienen corazón.

Tu no cambies la virtud que te ha otorgado
quien nos decide al llegar,
el mundo tirita de frío,
no es natural.

Tu sigue cantándole al río
o sonriéndole al mar,
tú sé fiel a tu reflejo
y siempre te encontrarás.


Me pregunto, y me cabrea mucho, que por qué es tan fácil la violencia y tan difícil decir te quiero ¿a qué tenemos más miedo?
 ¿Decimos locos a los que son malos porque nunca hemos visto a locos haciendo cosas buenas? ¿Y porque a los que hacen cosas buenas les decimos tontos? No estoy de acuerdo con eso, como tampoco lo estoy con que cada uno tiene lo que se merece.