domingo, 20 de noviembre de 2016

A los hijos

Quién te puso en la carita
tanta tanta suavidad,
te vistieron de plumitas
que de carne hechas están.
Los espejos de las madres
no son como los demás,
no se miran en el río
ni se miran en el mar,
se van mirando en los hijos,
velloncitos, que al volar,
cuanto más lejos parecen
más en el pecho están.

martes, 1 de noviembre de 2016

A vosotros

A vosotros, Mari, Papá, Mama Josefa y Tata,  que no pasa día sin que os recuerde, que sin vosotros nada sería como es porque habéis dejado la imborrable huella amorosa de vuestra esencia en cada año de mi vida. Gracias. Os quiero con toda mi alma.

Dime a dónde te has ido
dónde puedo encontrarte,
dime de ese infinito
donde duermen los Ángeles.
Que el recuerdo es muy largo.
Que he quedado atrapada
en un sueño profundo
donde tú despertabas.