miércoles, 22 de marzo de 2017

Amando al amor

Yo no soy de esos amantes que mueren de amor
ni van encendiendoles velas a San Antonio,
no le pido mil rosas a San Valentin
ni vendo mi alma a ningún demonio.
Yo no soy la que pinta sus labios de rojo carmín
ni presume en la noche de boca de fresa,
hace mucho que no creo en los cuentos de un tal Merlín,
y aún volátil, aterrizo de golpe en la acera.
Pero a veces le hablo al amor con puntos y comas,
me enfado con él, presento batalla o paso hasta el gorro
y otras veces le pido que venga, que me haga rehén,
que rapte mi alma y entre en mi sueño sin tanto decoro.
Y es que amar al amor ni es tan fácil ni es lo que parece,
amar al amor es estar a merced de sus altos y bajos,
es como una manzana crujiente y jugosa
y es la boca con dientes detrás de los labios.




No hay comentarios:

Publicar un comentario