jueves, 1 de junio de 2017

Amor que mueres conmigo

Amor que mueres conmigo
en lo profundo del alma,
quién pudiera, amor,
darte dos alas
que en mi pecho te derramas
como el agüita que corre
cayendo por la cascada.
No desperdicies tu sangre
no te detenga mi calma,
huye amor, deja mi noche
y entra en un pecho de alba.

4 comentarios:

  1. Una preciosidad de poema que bien podría pasar por uno de aquellos madrigales que escribía Gutierre de Cetina en sl siglo XVI. Bello en la forma y generoso en el fondo,que todo hay que decirlo...
    Como generosa es esa maravilla de dedicatoria a tu persona de nuestra querida amiga Lyliam...¡qué bellos recuerdos y cómo se la echa de menos!

    Abrazos Mª José

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tus palabras estimado Jero, me alegra mucho que te haya gustado; me siento halagada con dicha comparación, es más que generosa. ¿Viste que dedicatoria más bonita? Si es que nuestra Lyli es para comérsela. Yo también la echo mucho de menos, cuando faltáis sabes qué pasa Jero, que aparte de notar tanto vuestra falta siempre me pregunto ¿qué habrá pasado, estarán bien, volverán? Eso tiene nombre, es el vacío que queda cuando un amigo se va.
    Un abrazo grande y ojalá volvamos todos a coincidir en el foro como antaño, con esa propiedad que cada uno traía con su presencia y personalidad.

    ResponderEliminar
  3. Precioso mi querida MJ, tus letras merecen estar encuadernadas, nunca me cansaré de decirtelo.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querido César.
      Mil y un besitos.

      Eliminar